Saltar al contenido

No tengo amigos: dificultad para hacer amigos o mantenerlos

La dificultad para hacer amigos o mantenerlos es más común de lo que muchos pueden imaginar. Y, puede derivar en un aislamiento de la persona, sentimiento de soledad e incluso problemas de depresión o ansiedad.

Sin embargo, se deben analizar profundamente el origen del problema. Sobre todo, asociado al entorno y entrelazado social. Por ejemplo, en lugares despoblados, con eventos migratorios importantes, o ciudades con mucha población (donde se tiende al individualismo social), es más difícil hallar nuevos amigos.

En este sentido, luego de analizar estos factores, si será posible realizar un diagnóstico certero. Como, por ejemplo, determinar fobia social o algo intrínseco a la personalidad del individuo. Es decir, analizar el entorno de la persona y valorar la facilidad o dificultad para crear nuevos vínculos o mantenerlos.

Por lo tanto, nuestra organización puede ayudarte si quieres superar alguna barrera relacionada al hecho de hacer amigos o mantenerlos. Por ejemplo, si sientes que:

  • Te cuesta hacer amigos o mantenerlos.
  • Eres tímido o no conectas cuando estás con otras personas.
  • No sabes cómo actuar, o tienes miedo a caer mal.
  • Tus relaciones son tensas.
  • No tienes amigos.

Si buscas ayuda presencial en Madrid o a través de medios online, para solucionar problemas relacionales, ¡no dudes en contactarnos!

Causas para no tener amigos y no desarrollar relaciones sociales

Los orígenes que promueven los problemas relacionales son multifactoriales. Sin embargo, te enlistamos los más comunes:

1.      Baja autoestima

Las personas con baja autoestima suelen pensar que no son lo suficientemente buenos para agradar a los demás. Piensan que serán juzgados, criticados o rechazados.

Por lo tanto, tienen la creencia limitante, de que no pueden o no merecen tener amigos. Y, en consecuencia, suelen aislarse para evitar el fracaso social que prevén.

Todo ello, refuerza su baja autoestima y se desarrolla un ciclo difícil de romper.

2.      Aprendizaje deficiente de habilidades sociales

El entorno en el que nos desarrollamos socialmente, en especial nuestra familia, puede ser la causa del problema. Si hemos crecido en una familia socialmente cerrada, es probable que asumamos esa forma de relacionarse, como la adecuada. 

3.      Miedo al abandono

Algunas personas con miedo a ser abandonadas, demandan mucha atención. Al punto de molestar a quienes lo rodean. Ya que, éstos deben mostrar en todo momento que son fieles, leales y que desean una cercanía, un trabajo agotador.

Por otra parte, las personas con miedo al abandono pueden no establecer vínculos cercanos por miedo a que se acaben. Una especie de mecanismo de defensa. Realmente se les dificulta mostrarse tal y como son, por temor a ser rechazados.

4.      Vergüenza

Una causa común en los problemas relacionales es la vergüenza. Aquellas personas con mucha vergüenza tienden a aislarse socialmente y/o tener dificultades a la hora de establecer relaciones.

5.      Quejas, mal humor, ira, críticas, pesimismo o victimismo

Normalmente las personas se alejan de sus pares que poseen patrones de comportamiento considerados negativos, que restan al bienestar.

Por lo tanto, para establecer buenas relaciones es fundamental aprender a ser positivo. Además, tratar a las personas con respeto y ver el mundo desde un ángulo de bienestar, eres lo que proyectas.

6.      Fobia social

La fobia social se define por un miedo fuerte y continuado a los contextos sociales de quien la padece. La razón principal de esta fobia, es el de encontrarse en una situación de vergüenza ante los demás.

7.      Trastorno de personalidad por evitación

Este trastorno tiene relación con el miedo al abandono. Quienes padecen este trastorno se obsesionan con sus limitaciones y piensan que los demás también las percibirán.

Por lo tanto, evitan las relaciones sociales por miedo a ser rechazados. Solo si creen que no serán rechazadas, se dan la oportunidad de establecer relaciones interpersonales.

Las personas con fobia social son altamente sensibles a la crítica y, en consecuencia, tienden a tener baja autoestima.

8.      Trastorno de personalidad paranoide

Las personas que padecen este trastorno de personalidad son muy desconfiadas. Siempre están a la defensiva y perciben a las otras personas como peligrosas, maliciosas o que buscan aprovecharse de ellos.

En este sentido, viven desde la sospecha, creyendo que en cualquier momento serán víctimas de un engaño o traición. Es por ello que no pueden confiar en nadie, son rencorosos y olvidan las ofensas (muchas veces imaginarias) con dificultad. Este tipo de personalidad no suele generar vínculos cercanos.

9.      Trastorno esquizoide de la personalidad

Quienes padecen el trastorno esquizoide, se distancian de otras personas. Con lo cual, evitan las relaciones sociales y el mundo emocional interpersonal.

El trastorno esquizoide de la personalidad genera en quien lo padece una pérdida del interés en sus pares. Inclusive, de amistades de la infancia o la familia. Se desarrolla un gusto por realizar actividades solitarias, que no incluya compartir su vida con los demás.

Asimismo, las personas que presentan este trastorno suelen exhibir distanciamiento y frialdad emocional.

10.  Trastorno esquizotípico de la personalidad

Se trata de un trastorno que se asocia con personas excéntricas. Con una forma muy particular de ver la realidad, que influye en su comportamiento.

Las personas que padecen este trastorno tienden a tener ideas paranoides que les generan ansiedad social. Exhiben comportamientos raros o peculiares.

11.  Trastorno límite de personalidad

Se trata de personas que poseen una personalidad altamente sensible en las relaciones sociales.

Por lo tanto, normalmente, ven a las personas desde su mundo interno emocional. Pero, el problema es que lo hacen de una forma absoluta. Es decir, dividen al mundo y las personas (incluyéndose ellos) como algo totalmente bueno o totalmente malo. Si es bueno lo idealizan y si es malo lo condenan.

12.  Estados depresivos

Esta causa que generan dificultad para desarrollar relaciones sociales esta muy vinculada a los comportamientos negativos que comentamos anteriormente. Con el agravante de que, cuando una persona está en depresión, tiende a aislarse.

El estado depresivo es un espiral en este sentido, una persona que lo padece puede acabar aislándose en su soledad. Y, la soledad, a su vez, puede generar depresión.

13.  El ambiente

El entorno en el que una persona se desarrolla es fundamental para que haga o mantenga relaciones sociales. No siempre se trata de un problema intrínseco de la persona.

En este sentido, un cambio de trabajo o de ciudad pueden generar un aislamiento social transitorio. Para salir de éste, se ayuda a la persona a encontrar espacios o formas de aumentar sus relaciones sociales.

Para ello, es necesario superar los miedos y la vergüenza de conocer gente nueva.

Tratamiento para superar los problemas de relaciones de amistad en Madrid

Si consideras que posees dificultades para hacer amigos o mantenerlos, podemos ayudarte.

Es importante que sepas que no existen técnicas mágicas. Cada caso es particular y requiere de un diagnostico acertado para un tratamiento adecuado. Ponemos a la disposición de nuestras pacientes, diferentes técnicas:

  • Psicoterapias de diferentes corrientes.
  • Terapia Cognitivo-Conductual.
  • Terapia Emocional.
  • Terapia de Compasión.
  • Terapia de los Sistemas de la Familia Interna.
  • EMDR.
  • El uso del Mindfulness y la relajación-meditación guiada.
  • La caja de arena.
  • La hipnosis.
  • La psicología positiva.

Estas técnicas, que se adaptan a diferentes pacientes y necesidades, permiten:

  • Explorar las causas de la vergüenza, la baja autoestima y el miedo en las relaciones;
  • Analizar las creencias limitantes y repararlas conjuntamente entre terapeuta y paciente.

Como ya hemos visto, los problemas relacionales tienen causas y soluciones variables. En este sentido, podemos ayudarte en tu caso particular con la mayor profesionalidad.

Te ofrecemos el tratamiento adecuado para superar el problema de no tener amigos. Bien sea, de manera presencial en Madrid u online desde cualquier parte.

Abrir chat
Escribenos por Whatsapp
Hola!
Puedes escribirnos por aqui para pedir cita