Saltar al contenido

La Inteligencia contra la Ansiedad

 

La inteligencia como solución contra la Ansiedad

Mohammed Ali es por definición uno de los grandes pesos pesados del boxeo. Y te preguntaras, ¿qué tiene esto que ver con la Ansiedad? Pues vas a descubrirlo. En 1974 Mohamed Ali se enfrente en una pelea a el campeón de peso pesado George Foreman en África. El combate fue conocido como “The Rumble in the Jungle”.

Ali antes de la pelea fanfarroneo siempre que pudo sobre la manera de prepararse para el combate, llegó a decir “He luchado con un caimán.  Soy tan malo que hago la medicina enferma. ” Son dos de las frases sobre las que Ali se pronunció, dando a entender que estaba preparado para todo y que él era el temor en persona.

Y ahí tenemos el primer elemento, la confianza, eso sí, burlándose de su oponente antes, aunque en realidad todo esto no seria suficiente para ganar. En el otro lado tenemos a Foreman, de sólo 24 años de edad, estaba en su apogeo. Él era un boxeador que ganaba todo, y peligroso, ya que lanzó algunos de los golpes más duros en la historia de peso pesado. Puedes buscar algunos de sus combates si te gusta. Nadie creía que la reliquia, Ali, de 32 años tuviera una oportunidad de ganar al joven.

Contra todas las probabilidades, el dia del combate llego, y fué Ali quien gano.

Así es cómo lo hizo .

Tu estrategia contra la Ansiedad

Antes de la pelea, los dos se encontraban en Zaire entrenando, así que las condiciones eran parecidas. Pero mientras Foreman trabajaba en aislamiento, dedicando exclusivamente a ejercitarse. Sin embargo Ali hizo algo más, aplicar el carisma con el pueblo de Zaire, dando a conocer sus   creencias pro-africanas combinando su confianza, encanto y extravagancia. El día del combate, el público lo tenia claro, daban su apoyo a Ali. La primera batalla que gano fue la del apoyo.

Ali afirmó que era demasiado rápido para Foreman, lo que hacia que entrenara cada día para confirmar su alarde,  de hecho, el día del combate, abrió la primera ronda con una ráfaga de golpes rápidos, para que vieran que todos vieran que la velocidad era él mismo. Cuando Foreman iba a por el, Ali se retiraba a las cuerdas y se burlaba, imaginas, se burlaba de uno de los boxeadores mas letales del momento, mientras que solo se cubría la cara, Foreman se enojó y entregó sus mejores golpes a la sección media de Ali.

Ali respondió: “¿Eso es todo lo que tienes, George? ¡Me dijeron que podías golpear! ” Dicen que Alí era un maestro mirando a la cara al miedo, y desafiándolo. No por que no lo temiera, sino por que sabia que la mejor manera de luchar contra el miedo es dejarse abrazar por el. Asumirlo, entregarse… porque la única manera de desarmar al miedo es abrazándolo.

Muchos de los golpes de Foreman fueron desviados por Ali, otros simplemente no acertaron.  Ali permitió que las cuerdas absorbieran parte de la energía de los golpes para reducir su daño. Ocasionalmente, él contestaba con una ráfaga de golpes al rostro de Foreman, momento en el que el publico se quedaba expectante.

Tras cada tanda de ataque, volvía al modo defensivo, se protegía la cara y dejaba su cuerpo apoyado en las cuerdas. El movimiento se conocería más tarde como “cuerda-a-droga”.

Llegado el séptimo asalto, Foreman comenzó a cansarse y empezó a dejar caer sus brazos a su lado. Al final de la pelea, Foreman aplastó a Ali con un golpe sordo en el cuerpo, momento en el que Alí, volvió a abrazar al miedo en todo su esplendor

 

-¿Eso es todo lo que tienes, George? Ahí es cuando gano. Seguro que Foreman comenzo a pensar que lo que Ali le decía era verdad. Eso era todo lo que tenia, y era Nada. Foreman no tenía nada. Sumido en la imposibilidad, Ali saco lo mejor de sí mismo, y comenzo a dominar a Foreman con su velocidad y energía. En el octavo asalto, en los ultimos segundos, Ali lo tumbo en el centro del Ring.

 

 

Aquí esta la clave: Ali no fue victorioso porque era más fuerte o más atlético. Foreman estaba en su apogeo físico. Era favorito. Sin embargo gano la valentia, gano la astucia.

Ali conocía y estudiaba a su rival. Comprendió sus fortalezas y debilidades. Es precisamente por eso que Ali se jactó de que era demasiado rápido para Foreman. Es por eso que susurró en el oído de Foreman al mismo tiempo que Foreman estaba golpeándolo. Quería enloquecerlo. Quería que golpeara con todas sus fuerzas y se agotara. Dejo que Foreman tomara el control de la Pelea, y así es como consiguió dominarlo.

La inteligencia contra la ansiedad

Del mismo modo, la ansiedad puede parecer más grande y más fuerte que tu. Seguramente te sientas acorralado por ella, o te hayas sentido así alguna vez.

La clave está en utilizar recursos, aprender tácticas. No te enzarces con ella en la búsqueda del control. No tienes que exigirte estar cada dia mas fuerte que ella. Tienes que arrinconarla y hacerla ver que no es rival para ti. Es la única manera de ganar este combate. Se valiente, raudo, audaz, veloz, y plantale cara aunque te genere miedo, mírale a la cara y dile, que mas tienes, ¿hasta donde puedes llevarme?

Se acabó de controlar la Ansiedad, la única manera de ganarle, es aprender a reducirla, y para eso tienes que abrazarla.

Entrenarte a conciencia.

y recuerda, abrázala y susurrala.

 

[Total:0    Promedio:0/5]