Saltar al contenido

11 Señales que confirman tener baja autoestima

La autoestima se define como la percepción general de una persona de su propio valor. Es básicamente la opinión que se tiene de uno mismo. Puede abarcar una serie de factores como el sentido de identidad, la confianza en uno mismo, el sentimiento de competencia y el sentimiento de pertenencia. Juega un papel importante en diversas áreas de la vida, por lo que tener una baja autoestima puede ser un problema tan grave.

La autoestima es algo más que el hecho de gustarse a uno mismo, también significa creer que se merece amor y valorar sus propios pensamientos, sentimientos, opiniones, intereses y objetivos.

Tener autoestima no sólo influye en cómo te sientes y te tratas a ti mismo, sino que puede influir en cómo permites que te traten los demás. Puede afectar a su motivación para conseguir las cosas que se desean en la vida y a su capacidad para desarrollar relaciones sanas y de ayuda.

Signos de baja autoestima


La baja autoestima puede afectar a los pensamientos, las emociones y los hábitos de conducta de una persona. A veces estos signos pueden ser más evidentes, pero en algunos casos pueden ser mucho más discretos.

Algunas personas con baja autoestima hablan negativamente de sí mismas, mientras que otras se empeñan en que los demás estén contentos con ellas. En cualquiera de los casos, esta falta de valor personal puede tener un grave impacto negativo en la vida y el bienestar de una persona.

A continuación vamos a ver algunos ejemplos de las señales más comunes de personas con baja autoestima.

Poca confianza en uno mismo


Las personas con poca confianza en sí mismos tienden a tener una baja autoestima y viceversa.1 La confianza en uno mismo y en sus capacidades le permite saber que es capaz de confiar en sí mismo para gestionar diferentes situaciones.

Esta confianza en sí mismo implica que se siente cómodo y seguro a la hora de enfrentarse a muchas cosas diferentes que puede encontrar en la vida, lo que puede jugar un papel importante en su bienestar general.

La baja autoestima puede influir en la causa de esta falta de confianza, pero la falta de confianza también puede contribuir o empeorar la falta de autoestima. Puede ser útil encontrar formas de ganar confianza en uno mismo y en sus capacidades. Adquirir y practicar nuevas habilidades es una táctica que puedes probar para aumentar tu confianza y autoestima.

Falta de control


Las personas con baja autoestima suelen sentir que tienen poco control sobre sus vidas o las cosas que les ocurren. Esto puede deberse al hecho de que sienten que tienen poca capacidad para crear cambios en ellos mismos o en el mundo. Al tener un locus de control externo, pueden sentir que no pueden hacer nada para solucionar sus problemas.

La ciencia ha descubierto que en situaciones en las que las personas tienen poco control sobre lo que ocurre, tener una mayor autoestima puede ayudar a reducir algunos de los efectos negativos de esta pérdida de control, lo que en última instancia beneficia a la salud mental.

Si está teniendo problemas con la sensación de no tener control sobre su vida o situación, encontrar formas de mejorar la autoestima puede ser útil para su bienestar.

La comparación social negativa


La comparación social a veces puede cumplir una función positiva y mejorar el conocimiento de uno mismo. Sin embargo, compararse con los demás también puede contribuir a dañar la autoestima. Las personas con baja autoestima son más susceptibles de realizar lo que se conoce como comparación social ascendente, es decir, compararse con personas que creen que son mejores que ellos.

La comparación social ascendente no siempre es mala. A veces estas comparaciones pueden ser una buena fuente de información e inspiración para mejorar. Sin embargo, cuando las personas se quedan con sentimientos de inadecuación o desesperanza, puede inhibir la autoestima.

Las redes sociales también pueden contribuir a estas comparaciones. Si te comparas a menudo de forma desfavorable con las personas que aparecen en las redes sociales, como Facebook e Instagram, tu autoestima puede empezar a verse perjudicada.


Problemas para pedir lo que se necesita


Cuando una persona tiene una baja autoestima, puede tener dificultades para pedir lo que le hace falta. Como su autoestima es baja, puede sentir que no merece ayuda. También pueden sentirse avergonzados o incompetentes por su necesidad de ayuda y apoyo. Como no dan prioridad a sus propios deseos, les cuesta hacerse valer cuando lo necesitan.

Preocupación y dudas sobre sí mismos


Incluso después de tomar una decisión, las personas que tienen una baja autoestima suelen temer haber tomado la decisión equivocada. Dudan de sus propias opiniones y a menudo se aferran a lo que piensan los demás en lugar de atenerse a sus elecciones.

Esto a menudo puede llevar a una gran cantidad de dudas y de autodudas, lo que hace que a las personas con baja autoestima les resulte más difícil tomar decisiones sobre sus vidas.

Problemas para aceptar los comentarios positivos


Un estudio de 2017 publicado en el Journal of Experimental Social Psychology descubrió que la baja autoestima está directamente correlacionada con no ser capaz de aceptar o capitalizar los cumplidos de los demás.

Debido a que no tienen una opinión positiva sobre sí mismos, las personas que tienen una baja autoestima tienen dificultades para aceptar los cumplidos de los demás.

Estos comentarios positivos suelen recibirse con recelo y desconfianza. Estas palabras elogiosas no coinciden con sus creencias sobre sí mismas, por lo que las personas con problemas de autoestima pueden llegar a sentir que la otra persona está siendo frívola o incluso cruel.

Discurso negativo sobre uno mismo


La baja autoestima hace que las personas se centren en sus defectos en lugar de en sus puntos fuertes. En lugar de construirse a sí mismos con un discurso positivo, siempre parecen tener algo negativo que decir sobre sí mismos. Se culpan a sí mismos cuando las cosas van mal y siempre encuentran algún defecto en algún aspecto de sí mismos, ya sea su aspecto, su personalidad o sus habilidades.

Miedo al fracaso


Como no confían en sus cualidades, las personas con baja autoestima dudan de su capacidad para alcanzar el éxito. Aunque tengan miedo al fracaso, tienden a evitar los retos o a rendirse rápidamente sin intentarlo realmente.

Este miedo al fracaso puede reflejarse en comportamientos como actuar cuando las cosas van mal o buscar formas de ocultar los sentimientos de incapacidad. Las personas podrían poner excusas, culpar a factores externos o tratar de restar gravedad a la situación.

Mala proyección de futuro


La baja autoestima también hace que las personas sientan que hay pocas posibilidades de que el futuro sea mejor. Estos síntomas de desesperanza pueden dificultar que las personas con baja autoestima realicen comportamientos que provoquen cambios positivos en sus vidas.

El autosabotaje es también una forma habitual de afrontar estos sentimientos. Al encontrarse con obstáculos que impiden el éxito, las personas con baja autoestima son capaces de encontrar algo más a lo que culpar por lo que ven como sus propias deficiencias.

Falta de límites


La habilidad para crear límites suele establecerse en los primeros años de vida. Los niños que tienen cuidadores que les muestran que son respetados y valorados tienen más probabilidades de ser capaces de crear buenos límites en las relaciones adultas. También es más probable que tengan una visión más positiva de sí mismos en general.

Las personas que no se valoran a sí mismos pueden tener dificultades para establecer límites con otras personas. Pueden sentirse culpables o temer que la gente deje de quererlos si intentan establecer o mantener un límite.

Esto puede crear problemas cuando la gente no respeta el espacio y el tiempo de una persona. La falta de respeto no sólo aumenta el estrés, sino que puede hacer que la persona se sienta menos valorada.

Intentar complacer a los demás


Agradar a la gente también puede ser otro síntoma común de baja autoestima. Para obtener una validación externa, las personas que no se sienten bien consigo mismas pueden ir más allá para asegurarse de que los demás se sientan cómodos y felices. Esto a menudo implica descuidar sus propias necesidades, decir que sí a cosas que no quieren hacer y sentirse culpable por decir que no.

Impacto de la baja autoestima


Las investigaciones indican que la baja autoestima está vinculada a una serie de problemas de salud mental:

  • Ansiedad
  • Trastornos alimentarios
  • Angustia emocional
  • Trastornos de pánico
  • Conductas de riesgo6
  • Trastorno de ansiedad social
  • Consumo de sustancias
  • Estrés


La baja autoestima puede dificultar la posibilidad de alcanzar los objetivos y establecer relaciones sanas y solidarias. También puede desempeñar un papel en el desarrollo de ciertos problemas y condiciones de salud mental, como la ansiedad y la depresión.

Las investigaciones también han demostrado que las personas que tienen una baja autoestima son más propensas a tener pensamientos suicidas.

Tener una baja autoestima también puede hacer que las personas sean más sensibles a las críticas o al rechazo. Si alguien con una alta autoestima es capaz de deshacerse de los comentarios negativos, alguien con una baja autoestima puede tomárselo de forma más personal. Esto también puede hacer que las personas con problemas de autoestima sean más propensas a rendirse cuando se enfrentan a retos u obstáculos.9

Se ha descubierto que las personas con baja autoestima suelen adoptar comportamientos diseñados para ayudar a preservar su limitada autoestima.

Acciones como actuar con tristeza o enfurruñarse están diseñadas para tratar de obtener el apoyo de los demás.

Por desgracia, estos comportamientos tienden a ser contraproducentes. En lugar de recibir el apoyo y el estímulo que necesitan para aumentar su autoestima, acaban generando reacciones negativas por parte de otras personas.

Cómo afrontar la baja autoestima


La baja autoestima puede hacer mucho daño en tu bienestar emocional, por lo que es importante tomar medidas para abordar tu sentido del yo y obtener el apoyo que necesitas. Desarrollar tu autoestima lleva tiempo, pero hay cosas que puedes hacer para ayudar a proteger tu bienestar mental mientras tomas medidas para mejorar tu autoestima. Entre las cosas que puedes hacer y que pueden ayudarte están

Centrarse en pensamientos esperanzadores


Dedica un poco de tiempo cada día a centrarte en pensamientos positivos y esperanzadores. Fíjate en las pequeñas cosas en las que eres bueno y permítete sentirte muy orgulloso de ellas. Piensa en momentos del pasado en los que has superado algo realmente difícil y recuerda que, aunque no te sientas lo mejor posible en este momento, tienes la capacidad y la fuerza para hacerlo.

Cuida de ti mismo


Una baja autoestima puede hacer que a veces sientas que no mereces atención y cuidado. Trabaja para recordarte a ti mismo que necesitas cuidados y busca cosas que puedas hacer para mostrarte amable contigo mismo, por muy pequeñas que sean. Dedica algo de tiempo a hacer algo que te guste. Regálate momentos de descanso y relajación.

Invertir en tu propio cuidado y comodidad no es un capricho o una recompensa que tengas que ganarte: es absolutamente vital para tu salud física y mental.

Busca apoyo externo


Comparta sus problemas con otra persona que pueda ofrecerle apoyo incondicional. Puede ser un amigo o un familiar, pero también puede ser una persona como un médico, un terapeuta, un profesor o un miembro del clero.

Tener una relación de personas que te valoran y que quieren que te valores a ti mismo puede ser útil para mejorar tu autoestima.

Cómo fortalecer la autoestima


Si estás luchando con una baja autoestima, hay cosas que puedes hacer para ayudar a mejorar lo que sientes por ti mismo. Algunas de estas estrategias son

Observa tus pensamientos


Empieza a prestar atención a los pensamientos negativos automáticos que tienes cada día. Cuando los pensamientos negativos se apoderan de ti, es importante trabajar para identificar activamente las distorsiones cognitivas y sustituir los pensamientos inútiles por pensamientos positivos.

Perdónese a sí mismo


Si tiende a pensar en sus errores o fracasos, es importante que aprenda a perdonarse a sí mismo y a seguir adelante. Hacerlo puede hacer que te centres en las cosas que puedes hacer mejor en el futuro en vez de en las cosas negativas que han sucedido en el pasado.

Practica la autoaceptación


Es importante dejar de lado la idea de que tienes que ser perfecto para tener valor. Trabaja para aceptar quién eres hoy. Esto no significa que no tengas objetivos o cosas que puedas querer cambiar, pero es importante reconocer que eres digno de amor y estima -de ti mismo y de los demás- exactamente como eres ahora.

Valórese a sí mismo


Dedica tiempo a pensar en las cosas que has logrado y en las que te sientes orgulloso. Permítete apreciar tu valor y tus talentos sin hacer comparaciones ni centrarte en las cosas que te gustaría cambiar.

No necesitas ser mejor para valorarte, pero aprender a valorarte puede facilitarte la realización de tus objetivos.

Puede ser útil pensar en ti mismo como lo harías con un amigo. ¿Cómo tratarías a alguien que te importa y que está en la misma situación? En muchos casos, te darías cuenta de que le darías comprensión, paciencia, empatía y amabilidad, por lo que es importante que te muestres el mismo apoyo incondicional en lugar de castigarte a ti mismo.

Formas de aumentar la baja autoestima


Aquí tienes algunos consejos rapidos sobre cómo puedes reforzar tu autoestima:

  • Haz algo que te haga sentir bien.
  • Manténgase físicamente activo: el ejercicio puede ayudar a mejorar el estado de ánimo.
  • Piensa en algo que se te dé bien.
  • Lleva un diario de gratitud.
  • Desafía un pensamiento negativo.
  • Pase tiempo con personas que le hagan sentirse bien con usted mismo.
  • Ofrézcase como voluntario para ayudar a los demás.
  • Recuerda que todo el mundo comete errores.
  • Celebra tus logros, tanto los grandes como los pequeños.

Fuentes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escribenos por Whatsapp
Hola!
Puedes escribirnos por aqui para pedir cita