Saltar al contenido

Paranoia

La paranoia puede ser un síntoma del trastorno bipolar de la personalidad. También ocurre con frecuencia en otras enfermedades, como por ejemplo la esquizofrenia.

La definición de la paranoia puede variar desde describir una sensación de incomodidad relativamente leve hasta un patrón de pensamiento intenso y extremadamente angustioso que indica que el bienestar mental de una persona está en riesgo.

Muchas personas a veces utilizan el término «paranoico» para describir estas preocupaciones. Pero no es el uso que se le da en psicología clínica.

Para las personas con enfermedades mentales como el trastorno bipolar, la experiencia de la paranoia suele ser de tipo persistente, extremadamente desagradable e incluso peligrosa. Los delirios paranoicos también pueden ser un signo de psicosis bipolar.

El hecho de que te diagnostiquen trastorno bipolar no significa que definitivamente experimentarás paranoia, pero es importante que conozcas los signos y sepas qué hacer si experimentas un pensamiento delirante.

¿Cuáles son los síntomas de la paranoia?

Los sintomas de la paranoia son:

Patrones de habla y pensamiento desorganizados

Delirios (creencias falsas/paranoicas sobre situaciones o personas)

Alucinaciones (oír, ver o sentir cosas que no son reales)

Pensamiento desordenado (pensamientos que saltan entre temas no relacionados).
La causa exacta de la paranoia no está clara. La investigación ha sugerido que para alguien con enfermedad mental que está predispuesto a la paranoia y a tener ideas o delirios de referencia, ciertos factores desencadenantes en su vida o en su entorno podrían jugar un papel en la aparición de estos síntomas.


Los posibles desencadenantes de la paranoia incluyen:

Insomnio
Aislamiento social
Inicio, suspensión o cambio de medicamentos
Usar y/o retirar sustancias, incluyendo alcohol y drogas ilícitas
Estrés, trauma o un cambio importante en la vida (como perder un trabajo, la muerte súbita de un ser querido, ser víctima de un delito o tener una crisis de salud grave)
Ciertas afecciones médicas que afectan el cerebro, como la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Parkinson, la epilepsia, el accidente cerebrovascular, los tumores cerebrales y la enfermedad de Huntington.
Tener una predisposición genética para la paranoia, un historial familiar de enfermedad mental o experimentar trauma y/o abuso en la niñez o en la adultez temprana.
Los adultos mayores también pueden ser más propensos a experimentar pensamientos delirantes o paranoicos como resultado de cambios relacionados con la edad en la audición, la vista y otros sentidos. Por ejemplo, las investigaciones han demostrado que los adultos mayores pueden experimentar paranoia después de perder la audición.

¿Qué es la paranoia y ejemplos?


La paranoia se manifiesta de manera diferente para todos, pero hay algunas que son más comunes, estos son algunos ejemplos de paranoia:

Crees que alguien podría robarte, herirte o matarte.
Sientes que todos te miran fijamente y/o hablan de ti.
Crees que la gente trata deliberadamente de excluirte o hacerte sentir mal.
Usted cree que el gobierno, una organización o un individuo lo está espiando o siguiendo.
Usted interpreta ciertos gestos faciales entre otros (extraños o amigos) como una especie de broma interna que es todo sobre usted.
Crees que la gente se ríe de ti o susurra sobre ti a tus espaldas (puede ir acompañada de alucinaciones).

La paranoia es un síntoma que puede formar parte de una serie de enfermedades, entre las que se incluyen:

Accidente cerebrovascular
Epilepsia
Demencia
Esquizofrenia
Trastorno bipolar
Trastorno de delirio
Enfermedades o tumores cerebrales
Trastorno de personalidad paranoica
Ciertos medicamentos recetados
Toxicidad cerebral causada por el uso de drogas y alcohol o ciertos venenos
Infecciones que pueden afectar el cerebro, como el virus de inmunodeficiencia humana (VIH)

La ideación paranoica en el trastorno límite de la personalidad no es lo mismo que los delirios paranoicos. Una persona que experimenta una ideación paranoica siente que otros intentan acosarla o perseguirla. La paranoia de la ilusión está arraigada en creencias falsas sin base en la realidad.

Paranoia en el trastorno bipolar


Si usted tiene trastorno bipolar, puede experimentar paranoia clínica durante un episodio maníaco. También puede ser un signo de psicosis, una condición en la que se pierde el contacto con la realidad. Es más probable que experimente psicosis bipolar si sus episodios de depresión y manía son graves.

La psicosis es relativamente rara, afectando aproximadamente al 3% de la población. Además del trastorno bipolar, también ocurre en otras condiciones de salud mental como la esquizofrenia.

Tratamiento para la Paranoia


Si estás teniendo episodios de paranoia, es crucial que vayas al hospital e informes a un médico o psiquiatra. Si ya te han diagnosticado trastorno bipolar u otra enfermedad de salud mental, el pensamiento delirante y otros síntomas relacionados con la paranoia pueden ser un signo de que tu salud mental necesita ser manejada de una manera diferente.

Por ello es crucial que pongas solución y solicitas ayuda profesional.

Fuentes adicionales:

emd paranoid