Saltar al contenido

Qué hacer si sufres Mobbing o Acoso Laboral

Dentro de las empresas, es natural que haya conflictos entre los supervisores y sus empleados y también entre los miembros del equipo y los compañeros.
Sin embargo, a veces hay personas que son destructivas en su comportamiento debido a su estilo de dirección y rasgos de personalidad
El acoso laboral es un problema real en las empresas y puede causar problemas de salud física y psicológica a los empleados que son acosados

La Intimidación en el trabajo es un factor demasiado común que tiene efectos verdaderamente negativos. Hemos señalado cinco pasos para ayudarte a lidiar con el acoso en el trabajo, la intimidación y el abuso. Es importante saber que hay algunas cosas que no puedes tener el control, como el comportamiento del acosador. Sin embargo, puedes tener control sobre tu reacción al acoso y en eso nos vamos a centrar, en lo que puedes hacer tu.

Aumentar la Asertividad

Lo primero que tienes que hacer es controlar tu actitud frente a la amenaza. Los matones se alimentan de individuos que son débiles y poco asertivos. También les gusta ver a las víctimas enfadarse porque esto les da una razón de peso para su intimidación. En ese sentido, es importante que te impongas en cualquier situación en la que seas acosado por tu supervisor o compañero. ¿Como hacerlo? Si hay acoso, reacciona quedandote mirando directamente a los ojos y di “hoy no”
Ser asertivo al afirmar que eres víctima de acoso en el lugar de trabajo puede obligar a tu empresa a tomar medidas.

Poner límites y hablar – el silencio sólo ayuda a los acosadores

En cuanto a las estrategias para evitar ser acosado, es importante que a la primera señal de conducta de acoso, digas que no vas a tolerar este tipo de comportamiento. “A mi no me hables asi” (es una buena frase que puedes utilizar) El secreto y el silencio crean ambientes para que los matones se desarrollen. A través de hablar y ser asertivo, el matón perderá el poder. Esto, por supuesto, requiere que tu empresa tenga una política de defensa de la libertad de expresión.

Presentar una queja formal

Una vez que hayas decidido ser asertivo en la situación, es importante que informes el acoso a tu director y al departamento de recursos humanos. Pide una cita con tu supervisor y denuncia los incidentes. Dado que el acoso en el lugar de trabajo se produce a lo largo de un período de tiempo, una forma de abordar la situación es anotar todos los actos de acoso.

Cuidate aún más

Ser acosado en el lugar de trabajo es muy agotador y puede tener efectos físicos y psicológicos en los trabajadores
Es importante que te dediques al auto cuidado si estás siendo acosado.

El autocuidado puede incluir la consulta con el médico si estás sufriendo dolencias físicas relacionadas con el estrés.
Este es también un buen momento para conectarse con los miembros de la familia y los amigos que pueden ayudarte. Además, puedes pedir una cita con un psicólogo para recibir ayuda si estás sufriendo una situación de ansiedad muy elevada.
Piensa que una opinión independiente a través de la terapia puede ayudarte a aprender nuevas estrategias.

El tratamiento puede servir para discutir los efectos de la intimidación y para obtener el asesoramiento de un profesional neutral que pueda proponer otras estrategias para reducir el estrés de la violencia laboral.

Defiendete del acosador

Típicamente, el acoso laboral ocurre cuando un superior ” fustiga” a un empleado, o grupo se dedican a atormentar a un trabajador
Si quieres permanecer en la empresa, debes alertar a la alta dirección sobre el acoso en el lugar de trabajo porque puede tener efectos perjudiciales para la salud y el bienestar de la persona.
Utilice los mecanismos formales de denuncia, si están disponibles

Es importante que presente una queja formal y que la empresa desarrolle e introduzca políticas de RRHH que anulen el acoso o la intimidación en el lugar de trabajo. Si las empresas descartan el acoso, entonces esto puede cambiar el clima y crear toxicidad. Si esto ocurre, entonces deberías dejar la empresa.

Hazte aún más fuerte

Si todo lo demás fracasa, enfréntate a la persona que te está acosando. Ser asertivo en lugar de quedarse en silencio puede impactar en la forma en que el acosador te trata. Es importante recordar que el acoso no es tu culpa y no debe ser tolerado. Por ejemplo, la otra persona puede ser un narcisista. Puedes hacer un encuentro con el intimidador y enfrentar el problema con suavidad y tacto (Dubrin, 2012). Explícale al intimidador que no toleras el comportamiento de intimidación y pídele que deje de hacerlo.
Enfrentar las situaciones cotidianas con métodos probados

Si el acoso continúa y no puedes dejar la empresa, entonces intenta usar el método de la roca gris. El método requiere que te integres en el paisaje y que te mantengas al margen por no prestarle atención al acosador. Eventualmente, el matón se moverá hacia otro objetivo. Sin embargo, esto no es de ninguna forma una estrategia a largo plazo y no es conveniente para el ambiente de trabajo

Este enfoque de cinco pasos es un buen punto de partida para lidiar con el acoso laboral, el mobbing y el hostigamiento en la práctica. Sin embargo, hay situaciones que requieren una experiencia y apoyo especial.

Si necesitas ese apoyo puedes escribirnos o llamarnos y pedir una primera cita, desgraciadamente en un tema que estamos bastante acostumbrados a trabajar en consulta.

Aunque la buena noticia, es que siempre hay una manera de salir.

Abrir chat
Escribenos por Whatsapp
Hola!
Puedes escribirnos por aqui para pedir cita