Saltar al contenido

La Memoria: ¿Qué es?

Almacenamiento y recuperación de codificación.

“La memoria es el proceso de conservar información a través del tiempo.” (Matlin, 2005)

La memoria es el instrumento a través del cual nos basamos en nuestras experiencias pasadas para utilizar esta información en el presente “(Sternberg, 1999).

Memoria es el término dado a las estructuras y procesos implicados en el almacenamiento y posterior recuperación de información.

La memoria es fundamental para todas nuestras vidas. Sin memoria del pasado no podemos actuar en el presente ni pensar en el futuro. No seríamos capaces de recordar lo que hicimos ayer, lo que hemos hecho hoy o lo que planeamos hacer mañana. Sin memoria no podríamos aprender nada.

La memoria está implicada en el procesamiento de grandes cantidades de información. Esta información adopta diferentes formas, por ejemplo, imágenes, sonidos o significados.

 

Para los psicólogos, el término memoria abarca tres aspectos importantes del procesamiento de la información:

Etapas de memoria

1. Codificación de memoria

Cuando la información entra en nuestro sistema de memoria (de entrada sensorial), necesita ser modificada a una forma que el sistema puede tratar, para que pueda ser almacenada. Piensa en esto como algo similar a convertir tu dinero en una moneda diferente cuando viajas de un país a otro. Por ejemplo, una palabra que se ve (en un libro) puede ser almacenada si se cambia (codifica) en un sonido o un significado (por ejemplo, procesamiento semántico).

Hay tres modos principales en los que la información puede ser codificada (cambiada):

1. Visual (foto)

2. Acústico (sonido)

3. Semántico (significado)

Por ejemplo, ¿cómo recuerda un número de teléfono que ha consultado en la agenda del teléfono? Si puedes verlo entonces estás usando codificación visual, pero si lo estás repitiendo a ti mismo estás usando codificación acústica (por sonido).

La investigación sugiere que éste es el sistema de codificación principal en la memoria a corto plazo (STM) es la codificación auditiva. Cuando a una persona se le presenta una lista de números y letras, intentará retenerla en STM por medio de ensayos (verbalmente). El ensayo es un proceso verbal independientemente de si la lista de artículos se presenta de forma acústica (alguien los lee) o visualmente (en una hoja de papel).

El sistema de codificación principal en la memoria a largo plazo (LTM) parece ser la codificación semántica (por significado). Sin embargo, la información en LTM puede también codificarse tanto visual como auditivamente.

2. Almacenamiento en memoria

Esto se ocupa de la naturaleza de las memorias almacenadas, es decir, dónde se almacena la información, cuánto durará la memoria (duración), cuánto se puede almacenar en cualquier momento (capacidad) y qué tipo de información se conserva. La forma en que guardamos la información afecta a la manera en que la obtenemos. Ha habido una cantidad significativa de estudios sobre las diferencias entre la Memoria a Corto Plazo (STM) y la Memoria a Largo Plazo (LTM).

La mayoría de los adultos pueden conservar entre 5 y 9 artículos en su memoria a corto plazo. Miller (1956) presentó esta idea y la llamó el número mágico 7. Él pensó que la capacidad de memoria a corto plazo era 7 (más o menos 2) ítems porque sólo tenía un cierto número de “intervalos” en los cuales los ítems podían ser almacenados.

Sin embargo, Miller no especificó la cantidad de información que se puede guardar en cada ranura. De hecho, si podemos “trocear” la información juntos podemos almacenar mucha más información en nuestra memoria a corto plazo. En contraste, se cree que la capacidad de LTM es ilimitada.

La información sólo se puede almacenar durante un breve periodo de tiempo en STM (0-30 segundos), pero LTM puede durar toda la vida.

3. Recuperación de la memoria

Esto se refiere a obtener información de la memoria. Si no podemos recordar algo, puede ser porque somos incapaces de recuperarlo. Cuando se nos pide que recuperemos algo de la memoria, las diferencias entre STM y LTM se hacen muy claras.

STM se guarda y recupera de forma secuencial. Por ejemplo, si a un grupo de participantes se les da una lista de palabras para recordar, y luego se les pide que recuerden la cuarta palabra de la lista, los participantes revisan la lista en el orden en que la escucharon para recuperar la información.

LTM se guarda y recupera por asociación. Esta es la razón por la cual usted puede recordar lo que fue al piso de arriba si regresa a la habitación donde lo pensó por primera vez.

La organización de la información puede ayudar a facilitar la recuperación. Puede organizar la información en secuencias (por ejemplo, alfabéticamente, por tamaño o por tiempo). Imagine a un paciente dado de alta del hospital cuyo tratamiento implicaba tomar varias píldoras en varios momentos, cambiar el vendaje y hacer ejercicios. Si el médico da estas instrucciones en el orden en que deben ser realizadas a lo largo del día (es decir, en secuencia de tiempo), ayudará al paciente a recordarlas.

[Total:0    Promedio:0/5]