Saltar al contenido

Cómo combatir el síndrome de Burnout: Signos, síntomas y estrategias para Recuperarte

No me acuerdo de la última vez que escuché una respuesta diferente de un paciente donde su motvo principal de consulta era estrés en el trabajo. Tener estrés o estar ocupado se ha convertido en nuestro estado más normal.

Puedo asegurar que es raro escuchar «estoy tranquilo o lo llevo bien». Esto prácticamente ya no existe.

Y además defendemos firmemente ese estado y lo asumimos como algo normal y por lo que no tenemos que quejarnos, pero existe un lado oscuro que puede hacer que nuestro malestar aumente sin darnos cuenta. Cuanto más trabajamos, más estrés mental, más cansancio y más carga de responsabilidades, lo que generalmente hace que explotemos por que ya no podemos aguantar más.

El Burnout o sindrome de agotamiento es el resultado de ese estrés en nuestras vidas.

Más que el estrés diario que sentimos en el trabajo, el síndrome de burnout puede tener consecuencias en nuestras vidas tanto fisica como mental.

Y si nos ponemos dramáticos puede generar problemas de memoria, atención o de sueño.

El agotamiento, estrés o cansancio no tiene que ser un hecho en nuestras vidas que veamos como algo normal.

No hay respuesta facil que consiga quitarte esa presión, pero sihay factores desencadenantes claros que podemos controlar y técnicas que utilizar para salir de ese estado de estar quemado y agotado.

Antes de que empecemos: El burnout es un tema muy personal y objetivo, y no solo hay una opcion valida. Actualizaremos esta página a medida que aprendamos más sobre sus causas, efectos y soluciones.

¿Qué es el síndrome de agotamiento?

Hay diferencia entre el tipo de agotamiento que se siente después de un largo día de trabajo significativo y el cansancio continuo.

Según Inés Moreno, psicologa de nuestro centro Mi Psicologo Madrid:

"El sindrome de burnout es un síndrome psicológico que aparece como una respuesta mantenida por los factores de estrés interpersonales en el trabajo,que da como resultado un agotamiento extremo, sentimientos de rechazo y desmotivación así como un sentimiento de ineficacia y falta de logros".

Inés también apunta que:

"El estrés aparece por ejemplo en la persona que parece un poco ansiosancuando se presenta para una reunión después de toda una semana de trabajo, con apareciencia cansada y agotada; la persona quemada es la que ni siquiera se molesta en aparecer".

Comprender de dónde proviene el agotamiento: ¿Está sufriendo de agotamiento personal o profesional?

El primer paso para entender el agotamiento es mirar qué lo causa. Podemos distinguir tres tipos separados de agotamiento:

El agotamiento individual se considera el resultado de factores asociados con pensamientos negativos excesivos.

El agotamiento interpersonal es visto como el resultado de relaciones difíciles con otros en el trabajo, como un jefe o un compañero de trabajo.

El agotamiento organizacional es visto como un desajuste entre la persona y el trabajo.

Aunque estas clasificaciones no cambiarán los efectos del síndrome de burnout, son la primera pista para entender dónde están los mayores factores estresantes en nuestras vidas.

El neuroticismo, el perfeccionismo y el sufrimiento son caracteristicas personales que pueden llevar al agotamiento individual, mientras que tratar con un jefe agresivo o injusto puede causar agotamiento interpersonal u organizacional.

Cuanto más entendamos sobre el origen del síndrome de agotamiento, más posibilidades tendremos de solventarlo.


Señales y síntomas del síndrome de Bournout

Generalmente vemos el estrés como algo anormal y como casi un éxito.

Lo que en realidad nos lleva a que nos callemos los factores estresantes a los que nos enfrentamos porque, no queremos que se nos vea como si no estuvieramos haciendo lo mejor que podemos».

Es muy probable que si cree que tienes síndrome de agotamiento o quemado, puedas ver que cumples algunos de los siguientes síntomas:


Fatiga crónica y agotamiento físico y emocional

El agotamiento y la depresión comparten muchos de los mismos síntomas. De hecho, si no se controla, el agotamiento puede convertirse rápidamente en depresión crónica y comenzar a infiltrarse en todos los aspectos de tu vida.

Uno de los principales signos de agotamiento en las primeras etapas (y depresión) es una sensación de agotamiento pero sin perspectiva de sentirnos aliviados en el futuro.

Aunque todos nos cansamos, la fatiga constante asociada con el síndrome de burnout es un problema completamente diferente.

Házte las siguientes preguntas:

  • ¿Me despierto cansado aunque me acueste temprano?
  • ¿Me estoy moviendo más despacio de lo normal y me está llevando más tiempo prepararme y salir de casa?
  • ¿Incluso las tareas pequeñas tienen la sensación de que requieren más energía de la que puedo permitirme?
  • ¿Estoy temiendo lo que me espera hoy y mañana?

Este tipo de agotamiento mental también puede manifestarse físicamente, con una mayor vulnerabilidad a resfriados y gripes, náuseas y dolores de cabeza.

Por supuesto, siempre debe visitar a un médico si este tipo de síntomas físicos son persistentes, pero tenga en cuenta que pueden deberse a algo más que a gérmenes o infecciones.


Despreocupación y desapego

Es natural que pase por períodos en los que sienta menos placer por el trabajo que hace. Pero si este sentimiento no se va a ir, persiste incluso durante el tiempo que pasas con amigos y familiares, o si te preocupan los pensamientos de cómo puedes escapar del trabajo y de los proyectos en general, es una señal de alerta importante de que podrías estar sufriendo de agotamiento.

Además, el síndrome de agotamiento puede llevar a un mayor pesimismo, siendo menos confiable para los compañeros de trabajo, los amigos y la familia, el aislamiento y el comportamiento antisocial.

Una sensación de ineficacia y de falta de logros

Una vez que el agotamiento alcanza un cierto nivel, es seguro que afectará a tu trabajo y cómo percibes tu propio valor en el lugar de trabajo.

Podrías empezar a sentir apatía, impotencia e incluso desesperanza, y preguntarte continuamente ¿Cuál es el sentido de todo esto?

Esto puede llevar a sentirse ineficaz e inútil e incluso frustrado y enojado por su falta de productividad. Si sientes que estás remando tan fuerte como puedes y aún así te alejas de la orilla, lo más probable es que estés enfrentando un sindrome de burnout.


¿Su lugar de trabajo está causando el síndrome de agotamiento?

Si bien la carga de trabajo en sí misma puede ser una de las principales causas de agotamiento, es posible que tengas que enfrentarte a síntomas de agotamiento organizativo.

Los lugares de trabajo altamente estresantes son a menudo ambientes mal diseñados, socialmente tóxicos y explotadores. ¿Por qué se les debe dar un pase libre a estos lugares de trabajo, cuando ellos son las fuentes de estrés, mientras que a sus habitantes se les está diciendo que el agotamiento es su propio problema y responsabilidad personal?

Muchos de los signos y síntomas de los que acabamos de hablar pueden estar relacionados con el estrés inducido por el lugar de trabajo:

Los compañeros de trabajo o jefes groseros y desconsiderados pueden llevar a un aumento del cinismo y el pesimismo sobre su lugar de trabajo.
Los procesos injustos, como ver a aquellos que no merecen ser recompensados públicamente, pueden causar desapego y apatía.

Es un tema complejo, pero el punto principal es que no debemos cargar con toda la culpa por estar quemados.

En muchos casos, necesitamos mirar más allá del individuo y hacer que nuestro entorno sea igualmente responsable de nuestro estado mental, e identificar y hablar sobre estos temas puede ayudar a aliviar nuestro estrés.

El agotamiento puede ser una fuerza increíble de destrucción en nuestras vidas. Entonces, ¿qué podemos hacer para aliviar, detener, revertir o incluso recuperarnos de sus terribles síntomas?

Afortunadamente, el estrés ocupacional y el síndrome de burnout han sido temas candentes de investigación durante las últimas décadas con muchas estrategias y técnicas que han demostrado ayudarnos a protegernos de sus efectos mortales.

El síndrome de burnout puede parecer insuperable. Pero es una señal de algo que necesita ser arreglado, no una sentencia de por vida.

Al comprender qué causa el síndrome de agotamiento, cómo se manifiesta en nuestra vida diaria y descubrir formas de prevenirlo, contrarrestarlo y recuperarse de él, podemos comprometernos a llevar una vida más feliz y saludable en el trabajo y en casa.