Saltar al contenido

La inteligencia emocional

El término “inteligencia emocional” fue utilizado por primera vez en 1990 por los psicólogos Peter Salovey de la Universidad de Harvard y John Mayer de la Universidad de New Hampshire. Un antecedente de esta teoría lo encontramos en la obra de Howard Gardner, quien en 1983 propuso su teoría de “inteligencias múltiples” en la que diferencia siete tipos de inteligencia: verbal, lógico-matemática, espacial, musical, cenestésica, interpersonal e intrapersonal.

Qué es La inteligencia emocional

Este termino se empleó para describir las habilidades emocionales que parecen tener importancia para las personas como: la empatía, la expresión y comprensión de los sentimientos, el control de nuestro genio, la independencia, la capacidad adaptación, la simpatía, la capacidad de resolver los problemas personales, la tenacidad, etc. Tener un alto cociente emocional es tan importante como tener un cociente intelectual elevado.

Numerosos estudios muestran que las personas con buena inteligencia emocional son más felices y tienen mejores resultados en los estudios y el trabajo
El psicólogo Daniel Goleman ha sido el principal popularizador de la teoría con su libro Inteligencia Emocional. Goleman utiliza el término emoción para referirse a un sentimiento,  pensamientos caracteristicos, a las emociones psicológicas y biológicas.

Todas las emociones son impulsos a la acción, cada una de ellas dispone a un cierto tipo de conducta. En lo animales y en los niños pequeños hay una
total continuidad entre sentimiento y acción; en los adultos se da una separación: la acción no sigue inevitablemente al sentimiento
Cada emoción tiene su valor y su significado; incluso las que son negativas, como son el sutrimiento o la cólera. Pero para que cada una cumpla su función ha de ser apropiada. Por eso, aunque a veces todos los sentimientos en si sean positivos, a veces conducen a acciones buenas y a
veces a acciones malas.

Las emociones facilitan las decisiones y guían nuestra conducta, pero al mismo tiempo necesitan ser guiadas. Existen dos tipos de conocimiento: racional y  emocional, y están conectados entre sí.

La mente racional domina en la coherencia y en la reflexión.

La mente emocional está presente cuando se sabe que algo es verdad aunque no medien las razones. En la mayor parte de las veces, las dos mentes actuan armónicamente, pero puede suceder que la emocional domine a la racional.
No existe una contraposición esencial entre conocimiento y sentimiento. Es más, las emociones pueden obstaculizar o potenciar las capaciades cognoscitivas: pensar, hacer, resolver, asi como perseverar en la búsqueda de objetivos a largo plazo

La inteligencia emocional incluye cuatro grupos de habilidades

La toma de conciencia y expresión de las propias emociones, la autorregulación, la motivación y la empatía

La toma de conciencia y expresión de las propias emociones es la capacidad de reconocer una emoción en el momento en que aparece. Ser conscientes de nuestras emociones requiere estar atentos a los estado internos y a nuestras reacciones relacionándolas con los estímulos que las provocan. Esta comprensión se facilita si se adopta una actitud neutra, sin juzgar o rechazar lo que sentimos

La segunda de las habilidades es la capacidad de control de las emociones, de tranquilizarse a uno mismo, liberándose de la ansiedad, la tristeza y lla irritabilidad exageradas. No se trata de reprimirlas, sino de mantener su equilibrio, pues cada una es importante.
La emoción más difícil de controlar es la cólera o la ira. Su desencadenante es la sensación de descontrol.
Lo importante para su control es revisar la cadena de pensamientos negativos que la fomenta, ya sea real o imaginaria.

El valor adaptativo: está relacionado con las conductas de huida o lucha, para las cuales el organisno se prepara horiginalmente mediante la movilizacion de sus recursos energeticos. Usando esta movilización se origina ante causas mas subjetivas difusas, y de forma más persistente, la emoción resultante es la ansiedad, que a niveles moderados es beneficiosa e imprescindible aunque su exceso es contraproducente. La ansiedad es controlable con técnicas de relajación. Su componente cognitivo (la preocupación) disminuye con estrategias de cambio del foco de la atención

La tristeza, si es inadaptada, puede llevar a la depresión, que se previene con el uso de estrategias de modificación de conducta y cognitivas, y con el uso de la tercera de las habilidades de la inteliéncia emocional: el optimismo es la capacidad de motivarse a uno mismo se pone a prueba cuando
surgen las difcultades, momento en el que mantener el pensamiento de que las cosas irán bien, puede significar el éxito o el abandono.

La empatía es la capacidad de captar los estados emocionales de y reaccionar de forma apropiada socialmente: En la base de esta capacidad está la de captar los propios estados emocionales

Anatómica y fisiológicamente la inteligencia intelectual y la inteligencia emocional desarrollan la actividad de regiones diferente en el cerebro, fundamenta su actividad en el neocortex.

En el sistema nervioso:
La neocortex cerebral es el estrato evolutivamente más reciente, que recubre la superficie cerebral a modo de capa o manto replegado, mientras que
los centros o núcleos emocionales ocupan un lugar inferior al nivel cortical, siendo filogenéticamente más antiguos. No obstante la inteligencia Emocional es el producto del funcionamiento armónico de los centros emocionales y las areas intelectuales

[Total:0    Promedio:0/5]